Dos pegatinas que salvan vidas

El Desfibrilador Externo (semi)automático (DESA/DEA) y la importancia de saber manejarlo.

Desde hace varios años está más que demostrado que cuanta más gente aprenda a manejar un DEA/DESA, más vidas se salvarán cada día. Su facilidad de utilización, sumado al abaratamiento del coste en los últimos tiempos, lo convierten en el aparato perfecto para espacios públicos con afluencia de gente, oficinas, fábricas y otros centros de trabajo, además de negocios de restauración, hoteles, etc. Esta circunstancia ha supuesto que sean muchas las empresas que exigen formación DESA/DEA a sus trabajadores. Pero empecemos por el principio:

¿Qué es un Desfibrilador?

Las siglas DEA/DESA se refieren a Desfibrilador Externo Automático y Desfibrilador Externo SemiAutomático, respectivamente. Aunque más adelante veremos la ligera diferencia entre los dos, ahora vamos a centrarnos en qué es un desfibrilador.

Desfibrilador Externo Automático. Aeropuerto de Madrid-Barajas

Un desfibrilador, de forma genérica, es un aparato médico electrónico que realiza un electrocardiograma a una persona, lo analiza y lanza una descarga eléctrica en caso de detectar determinadas alteraciones en el ritmo cardiaco, con el objetivo de restaurar el ritmo normal en el corazón. La capacidad de emitir una descarga de un desfibrilador puede ser autónoma, tras un análisis positivo, o dependiente de que una persona lo accione mediante un botón.

Las alteraciones del ritmo que un desfibrilador puede detectar son arritmias en las aurículas y en los ventrículos, pero algunos están programados para actuar solamente en caso de que el ritmo irregular se encuentre en los ventrículos (taquicardia o fibrilación ventricular) ya que son las condiciones que ponen realmente en riesgo la vida. Asimismo, también es capaz de detectar la asistolia (ausencia total de actividad en el corazón).

Si una persona piensa que puede estar sufriendo un problema de corazón o incluso ha perdido el conocimiento y se sospecha que está en parada cardiorrespiratoria, la actuación de un desfibrilador en los primeros minutos de esta situación puede salvar su vida.

Tipos de desfibriladores

Los desfibriladores pueden clasificarse según diferentes criterios. Dos de los más comunes son: localización y modo de operación:

Los desfibriladores internos
Ilustración de un Desfibrilador Automático Implantable.

También llamado Desfibrilador Automático Implantable (DAI), son dispositivos que se implantan en un quirófano, en personas con riesgo de sufrir arritmias malignas o muerte súbita. Disponen de una serie de cables que llegan al corazón del paciente para monitorizarlo constantemente y actuar, en caso necesario, suministrando la descarga. Esta descarga suele medirse en Energía Entregada y tiene valores de entre 15 y 40 Julios aproximadamente, con distintas configuraciones en la manera de entregar esa energía (configuraciones de onda de choque).

Además, estos dispositivos tienen también función de marcapasos, que consiste en hacer latir el corazón de la persona de forma artificial si éste va demasiado lento y su modo de operación es completamente autónomo (automático).

Los desfibriladores externos

Son dispositivos que tienen todos sus componentes fuera del cuerpo del paciente y que suministra el choque por contacto con la piel, a la altura del pecho. La cantidad de Julios de la descarga es variable, dependiendo de la configuración de la onda, pero valores normales de choque pueden estar entre 150 y 350 Julios. Además, en base a su modo de operación hay diferentes tipos:

Manuales:

Los desfibriladores manuales, comúnmente llamados “palas”, son los más conocidos gracias a la televisión y el cine. Su uso está restringido a sanitarios con formación especializada, según la legislación europea, ya que tienen una configuración compleja con varios parámetros de funcionamiento.

Imágenes de desfibriladores manuales
Automáticos y Semiautomáticos:

Son dispositivos de uso público cuyo manejo ha sido extremadamente simplificado para que cualquier persona, con un mínimo entrenamiento, sea capaz de usarlo en una situación de emergencia sin personal sanitario cualificado cerca. Disponen de dos pegatinas desde donde se suministra la descarga. Para ello, éstas se adhieren a la víctima en las posiciones concretas indicadas por las ilustraciones que se incluyen en el aparato.

Las instalaciones en lugares públicos suelen ir acompañadas de llamativas señalizaciones para facilitar su localización en caso de emergencia.

Imagen de señalización pública y un Desfibrilador Externo Automátic

La principal diferencia entre un DEA y un DESA consiste en que, el completamente automático, trabaja de manera totalmente autónoma una vez posicionadas las pegatinas: analizará ritmo y suministrará la descarga, sin tener en cuenta si el socorrista está tocando a la víctima o no, lo cual puede suponer un peligro para él. Por este motivo, están cada vez más en desuso, aunque fueron los primeros que se fabricaron.

A diferencia del anterior, el semiautomático tiene una secuencia de trabajo en 3 pasos: 1º posicionamiento de pegatinas, 2º análisis del ritmo y 3º accionado del botón para confirmar el choque. Esta secuencia permite al dispositivo emitir una alerta sonora avisando de la descarga e indicando al socorrista que se aleje de la víctima, para evitar el peligro de un choque inapropiado. Son los más extendidos hoy en día y se pueden encontrar cada vez más en lugares públicos, ya que la legislación española obliga a ello en determinados casos.

Imágenes de un Desfibrilador Externo Semiautomático y señalización

Hay que mencionar que el uso de las siglas DEA está tan extendido, que se usan indistintamente para hacer referencia a cualquiera de los dos, también al semiautomático, aunque pueda llevar a error.

El desfibrilador conectado (Desfibrilador Operacional Conectado – DOC)

No queremos terminar esta publicación sin mencionar un dispositivo desarrollado en los últimos tiempos, que incluye la última tecnología en geolocalización y conexión directa con el Servicio de Emergencias Sanitarias que corresponda. El objetivo es minimizar los tiempos de asistencia al paciente por parte de personal cualificado, así como las posibles secuelas ocasionadas a la víctima, ya que el socorrista actuará guiado en la distancia por personal de Emergencias Sanitarias.

El DOC supone un gran avance en este campo y se espera que se vaya imponiendo progresivamente en los próximos años.

Ilustración de un Desfibrilador Operativo Conectado

Importancia de formarse en el manejo del DESA

Las probabilidades de sobrevivir a una Parada CardioRespiratoria (PCR) se reducen a la mitad tras el SEXTO minuto.”

Fuente: Secardiología

Así lo publica un estudio de la Revista Española de Cardiología (REC), que destaca la necesidad de implicar a la población en este problema social, dada la vital inmediatez en el tratamiento que requieren las PCR para un buen pronóstico posterior.

En el estudio se refleja que en España se produce una PCR cada 20-30 minutos, lo que supondría unas 18.000 víctimas anuales; nueve veces más que los fallecimientos por accidente de tráfico en 2011 en nuestro país.

Sendoa Ballesteros, investigador y docente de Salud Pública, sostiene en este estudio que “cuanto antes se inicien las maniobras de reanimación cardiopulmonar, mayores serán las probabilidades de supervivencia, ya que una intervención rápida y eficaz durante los primeros minutos podría aumentar en un 70% las posibilidades de éxito.”

Resulta, por tanto, evidente la importancia de impartir formación en manejo de la PCR y funcionamiento del DESA de emergencia tanto a trabajadores públicos, como cuerpos de Seguridad del Estado no relacionados con la Sanidad (Policía, Guardia Civil, Bomberos, etc.), como a la población general que pueda presenciar y ayudar en los tan determinantes primeros minutos de este tipo de emergencias.

Normativa de utilización del DESA

En España, la utilización del DESA está regulada por una normativa nacional que se complementa por las normativas autonómicas específicas de cada Comunidad.

Normativa nacional

A nivel nacional, es en el Real Decreto 365/2009, de 20 de marzo, por el que se establecen las condiciones y requisitos mínimos de seguridad y calidad en la utilización de desfibriladores automáticos y semiautomáticos externos fuera del ámbito sanitario.

En él se aconseja su instalación en lugares de gran concentración de personas, además de la formación para el manejo de los mismos. Además, limita su utilización exclusivamente a aquellas personas con los conocimientos y el entrenamiento básico necesario.

Normativa autonómica

En Andalucía, la normativa que regula el uso y manejo de los DESA es el Decreto 22/2012 de 14 de febrero Orden de 4 de junio de 2013, por la que se determina la formación necesaria para el uso de desfibriladores externos automatizados fuera del ámbito sanitario.

En él dice expresamente que el uso de los DESA fuera del ámbito sanitario estará limitado únicamente a personal con la correspondiente acreditación RCP con sus conocimientos debidamente actualizados y certificados por una entidad reconocida por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.

Además de ser obligatoria su instalación en:

  • Poblaciones de más de 50.000 habitantes
  • Estaciones de metro con afluencia diaria de igual o superior a 5.000 personas
  • Instalaciones, centros o complejos deportivos con usuarios diarios igual o superior a 500 personas
  • Establecimientos públicos con aforo igual o superior a 5.000 personas

Conclusión

Es por todo esto que en muchos puestos de trabajo ya exigen esta titulación y, lo que es mucho más importante, nos permite estar en disposición de salvar una vida en cualquier momento, en cualquier lugar y con un aparato sencillo.

En Delta Buceo apostamos fuerte por la formación en Primeros Auxilios, ofreciendo diferentes cursos avalados por entidades locales, nacionales e internacionales.

¡Fórmate en primeros auxilios y haz de nuestro mundo un lugar más seguro, con una tasa de supervivencia a la PCR mucho más alta!

Caso real: Un desfibrilador salvó su vida | Antena3 & Proyecto Salvavidas

Deja un comentario

En nuestro blog podrás encontrar las últimas novedades del apasionante mundo del buceo, además de las tendencias e información sobre nuestra empresa, que puede serte muy útil si estás interesado en realizar alguno de nuestros cursos. ¡No te arrepentirás!
Búsqueda por etiquetas
Instagram
Síguenos
Contacta con Delta Buceo

Si quieres solicitarnos información de cualquier tipo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Contacta
Hablamos por Whatsapp? whatsapp